Sobre mi

Sobre mi en pocas palabras

Transformación. Propósito. Pasión. Compromiso. Alegría. Sentido. Contribución. Profundidad. Búsqueda. Conciencia. Conexión. Empatía. Intuición. Cariño. Opción. Decisión.

Encantada de estar aquí para ti.

Mi viaje a una vida y un trabajo con alma y sentido

Me llamo Marta Ayuso. Mi historia es el relato de una búsqueda basada en el convencimiento interno de que hay un lugar para mí.

Un buen día, un montón de años atrás, me encontré delante el mundo intentando decidir qué quería hacer con mi vida. En aquél momento, esto se traducía en “qué carrera quiero estudiar”. Sin herramientas o recursos a mano, y valga decir que sin demasiado apoyo tampoco, hice mi elección. Algo que me proporcionara un trabajo con facilidad, que estuviera bien visto y que no fuera excesivamente largo. Tanto da qué fue concretamente. El resultado fue un desastre. Aquello no podía motivarme de ninguna manera.

Después de dos años peleándome conmigo misma y sintiéndome inútil, decidí dejarlo y ponerme a trabajar. ¿Qué escogí? Algo que fuera seguro, bien visto, con buen horario y buenas perspectivas de futuro. Lo encontré, lo conseguí… y tres años después me estaba ahogando viva… en el trabajo de los sueños del imaginario colectivo.

Aquí hice mi primer salto al vacío… y mi primer acierto. Los aciertos no tienen que ser absolutos para ser aciertos. Un acierto es un paso en la dirección adecuada.

I aquél fue, contra toda lógica y cualquier razonamiento mental, dejar “el trabajo de los sueños del imaginario colectivo” sin ningún otro objetivo fijado, sin red. Lo dejé sin saber qué demonios quería. Pasaron meses de búsqueda y congoja, porque sentirse perdido no es una sensación agradable. Pero la única manera de poder encontrarte, es estar perdido.

De aquél período de incertidumbre y angustia, pero también de determinación, nacieron tres milagros: una nueva localización geográfica, encantadora y enriquecedora; un nuevo proyecto de carrera, estimulante y motivador (que nada tenía que ver con mi empleo anterior); y el renacimiento de la energía interior y la ilusión por la vida. ¡Casi nada!

Pero, como hemos dicho, los aciertos son pasos en la dirección correcta, no la llegada a destino. El camino continúa.

Desde entonces, con ilusión y trabajo, desarrollé una carrera satisfactoria, que me enriqueció como persona, y que yo sentía que “valía la pena”. Hasta que, años después, su tiempo pasó. En los últimos tiempos me arrastraba por el día a día, desmotivada. Sentía que había alguna cosa que yo podía aportar, aunque no tenía demasiado claro qué era. Había un pulso latiendo bajo la superficie que me indicaba que era hora de cambiar de dirección.

Cambiar de dirección es un reto. Especialmente cuando aún no tienes demasiado claro cuál es tu nueva dirección. Pero continuar caminando la dirección antigua, cuando su tiempo se ha acabado, es alargar la agonía. Es como convertirse en un zombi que pretende continuar andando después de la muerte.

Con el tiempo, las situaciones cambian. Los saltos al vacío que antes eran osados, ahora eran aterradores. La primera vez sólo era yo. Esta vez ya no era solo yo, eramos yo y los niños. De forma que los miedos se multiplican. El acantilado se hace abismo. Y el abismo da miedo. Mucho miedo. De manera que fui aguantando, mientras todo se hacía más y más pesado.

¿Me quedé allí?

No.

Salté.

Opté por la Vida. Opté por buscar lo que hay de cierto en mi. Opté por arriesgarme con lo desconocido e incierto. Opté por creer lo que me decía el corazón. Y salté.

Hacía mucho tiempo que no me sentía tan viva, tan llena de energía, tan yo.

Encontré lo que da sentido a mi trabajo y a mi vida. He creado el trabajo y la vida que soñaba para mí a través de mi propósito, de lo que realmente tiene sentido para mí, trayendo mis dones al mundo. Y eso es lo que puedo ayudarte a conseguir: recuperarte a ti misma para que puedas crear el trabajo y la relación de tu vida.

 

Descárgate GRATIS los primeros capítulos de Pastel de Plátano - Descubre Tus Dones y Tu Propósito Personal

Top